Buscar

Irracional

"Y yo que pretendo ser de letras"

¡Anda!

Hoy, “Irracional” cumple un año.

Lo abrí para soltar lo agarrado, y aquí está.

Me felicito a mí misma.

Buenas…Sigo aquí 

¿Cómo os va? Espero que bien.

Yo, muy liada y os echo de menos.

Ya me falta menos para poder ocuparme con más tranquilidad del blog, y volver a visitar los vuestros.

Aquí dejo algo rápido.

Nos vemos pronto. 😙

Ni que fuera la primera 

Que hay que pisar cristales 

Pues se pisan 

No hay problema, ni inconveniente 

Siempre fuí una inconsciente 

La cabra que tira al monte 

Con tropezones, con lecciones y emociones 

Para qué una vida elegida, insípida 

Total 

Si no lo lees, de un libro, nunca sabrás el final 

Así que venga a pasar capítulos y páginas 

Que hay que pisar brasas, pues se pisan 

¡Ay!

Que queman  (¿No me digas?)

Y yo que pensaba estar curtida, a soplar 

Pues eso, allá voy sin escudo, de escudo 

Por delante, aunque me enseñen los dientes 

Sin chaleco antibalas, y que vengan 

¡Venga, si tienes cojones dispara!

Y disparan…

¡Ay!

Por favor un médico, que me saque el plomo 

Pues no chata, no frenas nunca 

Y ahora, por loca, te curas sola 

Tranquila, sabes hacerlo 

Ni que fuera la primera, que te pierden,

el corazón, el alma y la boca 

V DV 

Tienes frío 

Respiras con la boca y la nariz tapadas, por debajo de la braga 

Dejando ver por encima, como me miras 

Y a mí me gustaría saber. ..

Cuando tengas calor 

¿Cómo respiras y me miras, por debajo de las mías?
V DV 

Lo siento 

Los desconfiados fueron tres 

Los que escaparon de mi red 

Supieron los listillos 

Que después, serían engullidos 

Tú, no engordarás esa lista 

No te perderé de vista 

Pienso echarte el guante 

Y no quedarme con hambre 

Pena de muerte, cual presidiario 

Lo siento, te quedan tres telediarios 
V DV 

img_20170213_091711_785

Nos fraseamos 

Esta vez he pegado un poema de nuestro compañero  jllopart.wordpress.com en la puerta del centro de salud de Torrijos.(De donde son los padres son los hijos. Menos yo).

Lo leí tres veces en su día y en cada lectura mi corazón volcó.
 
“Dejaré de escribir

cuando se vayan

las huellas que dejó

la intransigencia,

las huellas que dejó

aquella ausencia

que hay en donde no hubo”

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: